foto pablo

Su favorito es Final Fantasy 8. Al echar una mirada hacia atrás, sostiene que antes lo único que importaba era la técnica, pero ahora la idea tiene mucho más peso: “las personas somos seres muy creativos y eso también lo aplicamos a los videojuegos”. Aún así cree que hay mucho talento que explotar a nivel nacional y que es necesario que haya más presupuesto. Ademas, aconseja a los gamers “no seguir sagas sino autores para no quedar decepcionados”.

Dejar respuesta