“Navidarte es darse por Navidad, que niños en riesgo de exclusión puedan disfrutar del espíritu navideño”, explica Gonzalo Díez Bustamante, alumno de Arquitectura de la UFV, en Onda Universitaria. Gonzalo, además, ha hecho este año del Rey Baltasar. “Cuando entras al comedor y ves a 180 niños gritando con tanta ilusión se te pasan todos los nervios”, ha dicho. En total, unos 20 alumnos de la UFV han participado como voluntarios en este proyecto, que tuvo lugar el pasado sábado en la Universidad. Preguntado por los motivos que encuentra para participar, Gonzalo ha dicho que “es dar un sábado de tu tiempo, no es tanto esfuerzo. La verdad es que al final recibes más que das”. De este año, el alumno se queda “con una niña de 4 o 5 años que, de repente, al darle el regalo, le tocó una bolsa más grande que ella con un peluche… y el beso que te da por el regalo… yo me quedo con eso, con lo poco que cuesta hacer feliz a una niña”.

Dejar respuesta