sotillos
Alfonso Pidal
“Los 5 candidatos hemos hecho grandes cosas en nuestro paso por la universidad, no sólo es estudiar, hay muchos factores que se tienen en cuenta, para diferenciarte hay que vivir la UFV y apuntarse a todas las actividades que ofrece”, asegura Alfonso, estudiante de Informática. El premio Optimus reconoce los méritos del mejor alumno de cada generación, su esfuerzo, trabajo y dedicación a todas las áreas de la formación integral. Para su selección se tiene particularmente en cuenta: la formación humanística, la formación en la excelencia académica, la formación social, la formación laboral, la proyección profesional y social en el mundo actual, la vivencia del espíritu universitario. Este año, además del diploma acreditativo, el premiado podrá cursar de forma gratuita uno de los másteres oficiales ofrecidos por la UFV.

Dejar respuesta