Pablo cuenta cómo ha podido llegar a arbitrar en esta categoría y cómo trabaja para alcanzar algún día su sueño y subir a Primera. Aún así, sabe que será muy complicado porque ya en su actual liga ha tenido que lidiar con grandes problemas en el campo que le han obligado incluso a parar el partido, como cuando tuvo que separar a dos padres pegándose en el césped.

Dejar respuesta