Desde Ecologistas lamentan que no se está teniendo una información clara al respecto salvo la combustión de cientos de toneladas de sustancias muy tóxicas para la salud, las consecuencias son muy graves, señala Juan, “es difícil saber el alcance sin mediciones más precisas, se dan datos de estaciones más alejadas y de contaminantes más pertinentes, nos parece que el Quiñón debería estar desalojado”. Señalan que llevan varios años avisando sobre el peligro de este cementerio de neumáticos y según la experiencia de otros incendios la duración puede ser de semanas: “no se le está dando la importancia que merece”.

Dejar respuesta