EFE

El español Marcus Walz Cooper, campeón olímpico de piragüismo en la disciplina de K1 1000 en los Juegos de Río 2016 y más recientemente subcampeón del mundo en la disciplina de K4 1000, pasó este martes 27 de noviembre por los micrófonos de Onda Universitaria para analizar en el programa “Zona Mixta”, comandado por Álvaro Ramón Prats, su laureada trayectoria así como los próximos retos que tiene por delante entre los que se encuentran los próximos Juegos Olímpicos de Tokio que se celebrarán en 2020.

El piragüista de origen británico, afincado en Mallorca, descubrió su pasión por este deporte compitiendo con sus amigos en el Club de Portopetro. Con apenas 24 años, Marcus acumula tres medallas europeas y cinco mundiales, pero sin duda, la más especial fue la cosechada en sus primeros Juegos hace escasamente dos años. Tras conquistar la medalla de oro, Walz reconoce que “no supo cómo celebrar el triunfo” y que no estaba preparado mentalmente para cosechar un éxito totalmente inesperado.

Marcus reconoce que una de las grandes claves de su éxito ha sido el cuidar su alimentación, el entrenamiento diario y el descanso y recuperación tras los entrenamientos y la competición. Pese al enorme sacrificio físico y mental que supone un deporte de la exigencia del piragüismo, el rédito económico no permite sobrevivir al deportista de sus resultados deportivos una vez finalice su carrera deportiva.

Por ello, el deportista debe buscar diferentes alternativas para poder fraguarse un futuro prospero, para lograrlo Marcus trata de compatibilizarlo con los estudios. Pese a ello, su buen hacer hasta el momento le ha permitido disponer de un alto nivel de ayudas por parte del Estado gracias al llamado Plan ADO. Por último, Walz reconoce que el ganar una medalla de oro en los Juegos Olímpicos le ha permitido ganarse una reputación dentro del público aficionado al deporte en España.

Escucha aquí la entrevista completa:

Dejar respuesta