Esta semana en ‘Comunidad de Buscadores’, la tertulia semanal del primer tramo de ‘Comunidad UFV’ conducido por Guillermo Vila, analizamos dos de los términos más presentes en la sociedad de hoy. Por un lado, educación, un sistema educativo que está en permanente debate en España y el cual analizamos al detalle y por el otro, el término acompañamiento que también ha provocado profundos debates en el mundo educativo.

Para analizar estos dos aspectos, contamos con la opinión de Belén Martín, coordinadora de mentores de los primeros, Enriqueta Álvarez, profesora y mentora de Habilidades y Competencias de la Persona y Santiago Huvelle, profesor de la UFV en el grado de Humanidades.

En referencia al término de acompañamiento, Belén lo define como la gran joya de la corona de la UFV: “Creo que es una joya de la UFV, se trata de caminar con los jóvenes durante un tiempo y un marco muy determinado, concretamente los dos primeros años de su carrera. Estar atento para provocar en ellos una serie de preguntas potentes, existenciales para que haya una reflexión personal y que se pongan en marcha para poder llegar vivir de forma auténtica y plena lo que están llamados a vivir“, comentó.

Por su parte, Enriqueta nos contó entre otras cosas su experiencia como mentora y el trato en el día a día: “Los alumnos son muy agradecidos con las mentorías porque al final tienen un espacio que antes no tenían. El pararse a reflexionar sobre qué quieres hacer con tu vida. Ahora que estás en la universidad, tienes 18 años, empiezas a tomar decisiones, párate un segundo y piensa hasta dónde te gustaría llegar o qué papel te gustaría tener en la sociedad. La clave es que es el momento en el que no tienen una pantalla delante, no pueden interactuar más que con ellos mismos y con la persona que tienen delante. Una vez lo hacen, te lo agradecen porque no lo hacen nunca, algo que no deja de ser sorprendente”, analizó.

Por último, sobre cuáles son las grandes preguntas que se plantea el joven de hoy, Santiago aseguraba que el plantearse permanentemente el ¿quién soy? es lo más habitual: “Sin duda, la mayoría está cuestionándose de forma casi constante quiénes son y quiénes pueden llegar a ser. El grado de Humanidades permite sumirnos en esa gran conversación, en esas preguntas, las cuales han sido tratadas por las diferentes vertientes de la cultura a lo largo de la historia y mediante esas experiencias tratar de mejorar y transmitir a los alumnos todas esas posibles respuestas mediante la implementación de los proyectos transversales”, aseguró.

Escucha aquí la tertulia ‘Comunidad de Buscadores’ sobre educación y acompañamiento:

Dejar respuesta