Blanca García es estudiante de segundo de Periodismo y Relaciones Internacionales, y este año ha sido elegida como presentadora de los nuevos Informativos de Onda Universitaria. Una chica inquieta y apasionada de la profesión y de la radio desde muy pequeña, confiesa estar viviendo un sueño ante una oportunidad que en otras universidades soñarían con vivir. Con ella, repasamos sus primeros pasos en la profesión, el funcionamiento de su programa y sus proyectos de cara al futuro.

– Periodista, ¿se nace o se hace?
Yo creo que se nace, por lo menos ese es mi caso. Desde muy pequeña, tenía claro que quería ser periodista y yo creo que hacerse periodista es un poco complicado, sobre todo por lo que te pide el oficio, o al menos lo que estoy viviendo yo que te pide, y por todos los sacrificios que tienes que hacer. Si pensamos “esto lo haría un periodista o esto no lo haría” repensamos demasiado, aparte de que vas muy lento es un poco difícil.

– ¿Cómo nació tu pasión por el periodismo? ¿Y por la radio?
Mi primera gran pasión nació por la radio. Desde bien pequeña, ya era una constante en mi casa. Mi madre tiene la manía de encenderla al entrar en casa. Me ponía a hacer los deberes, a ayudarla en la cocina o en casa y siempre estaba la radio de fondo acompañándonos. Es una circunstancia que ha ocurrido en mi familia por la que estaré siempre agradecida, de lo contrario no estaría hoy aquí sentada, no sabría qué estaría haciendo. La radio ha sido un poco la banda sonora de mi vida y es una parte fundamental de mi vida.
Por el periodismo me surgió algo después pero lo que sí que es verdad, que era yo la que iba a buscar el periódico todos los domingos, veíamos el telediario todos los días en mi casa. El periodismo ha estado siempre muy presente a lo largo de toda mi vida y he estado siempre muy pendiente de la actualidad, a toda mi familia nos gusta seguirla. En las comidas, no se habla de otras familias, se habla de economía, de política. Se debate sobre cosas de las que probablemente no se hablen en otras familias. En definitiva, mi vocación periodística ha nacido en gran parte gracias a mi familia.

¿Hasta ahora cómo está siendo tu experiencia en Onda? ¿Recomendarías a los alumnos que no hayan tenido la experiencia tenerla en algún momento de la carrera?
Es una experiencia fundamental a lo largo de la carrera. Además creo que Onda me ha abierto muchas puertas y me ha permitido descubrir nuevas habilidades que pensaba que no tenía. El año pasado cuando entré fue todo un poco más lento porque el edificio estaba en construcción, pero sí que sabemos que tenemos la oportunidad de disfrutar de Mirada 21 casi desde el primer momento de la carrera. Es una experiencia que te motiva, yo por ejemplo el año pasado en primero recuerdo estar muy nerviosa esperando el correo electrónico que me confirmase que estaba en el equipo.
Al final, lo valoré tanto porque era mi primera oportunidad de poder hacer radio, algo que llevaba esperando desde los 9 años. Ver que me daban un micrófono y la posibilidad de hacer un programa era un sueño. No es sólo útil para los años de carrera, luego cuando sales fuera y demuestras tener unos conocimientos que en otras universidades no se imparten o lo hacen en cursos más avanzados. En nuestro caso, en apenas unos meses de primero ya lo hemos probado todo.

“Luego llegas a la empresa de prácticas de verano, en mi caso en COPE, demuestras lo que sabes y se “les saltan las lágrimas”, todo esto es gracias a Onda”

Este año estás presentando los informativos, de cara a un futuro profesional ¿este es el formato es el que más te atrae o te llama más la atención algún otro?
A mí personalmente me encantan los informativos, además creo que mi perfil se adapta al estilo de programa serio, aunque yo no lo sea tanto. Todos los temas que se tratan en un informativo como la economía, la política, todo esos temas que parecen “más duros” a mí me llaman especialmente la atención y los disfruto mucho. Me encantaría seguir en los informativos pero tampoco me importaría probar otros formatos, otros registros. Me llama más la radio pero tampoco me importaría probar también la tele, lo que vaya surgiendo.

A la hora de planificar los programas, ¿cómo os organizáis dentro del equipo?
Es un poco complicado la verdad. Lo hacemos todo corriendo y casi a última hora. El informativo no es un programa que se pueda planificar con mucho tiempo de antelación porque no sabes que va a ocurrir ese día. Nuestro programa es todos los miércoles a las 17:00, así que empezamos a organizarlo el martes a última hora. Cada uno de los colaboradores comparte con todo el grupo distintos temas que le hayan podido llamar la atención y que lógicamente estén relacionado con la temática que le ocupa a cada uno.
Hay colaboradores en Nacional, Internacional, Cultura, con actualidad de la UFV y en función de lo que haya surgido ese día hacemos elegimos lo más importante. Una vez hecha la primera selección, diseñamos el primer esquema y se lo envío a Guillermo Vila, que es nuestro director, para que nos lo autorice. Y mientras lo hace, yo voy buscando una entrevista para el programa. Con el esquema aprobado y la entrevista organizada, recurrimos al Google Drive para escribir el guion el mismo miércoles por la mañana.
Cada uno escribe su noticia y la sube, mientras tanto nos corregimos los unos a los otros. Es una herramienta imprescindible sin la que no podríamos hacer el programa. Una vez ya hecho todo el guion, nos reunimos dos o tres horas antes del programa, momento en el que empieza toda la tensión informativa y completamos los últimos retoques para conseguir un guion muy completo, listo para las 17:00. Bajamos corriendo a reprografía para imprimirlo y entramos en el estudio con la lengua fuera.

¿Te gusta la adrenalina de llevar la responsabilidad de dirigir el programa o prefieres tener tu sección y tener que planificar sólo eso?
Me encanta la adrenalina de decir que depende de todos pero un poco más de mí, que sea yo la cara visible. Es cierto que soy un poco mandona y a lo mejor por eso me gusta esa responsabilidad y ese poder de decisión. Pero además, el año pasado tuve la suerte de estar “en el otro lado” y contar con una directora fantástica como era Laura Pérez Vaqueiro, de la que he aprendido un montón y que me pregunta por el programa cada vez que me la encuentro por la universidad. Es cierto que es muy cansado y que acabas reventada el día pero me encanta el poder tener ese peso.

Si tuvieras que elegir, ¿qué tipo de información es la que más te llama la atención ¿por qué?
La Política. Sin duda. Me encanta todo lo que tiene que ver con la Política. Soy un poco seria en ese aspecto y me gusta tanto la Nacional como la Internacional, básicamente porque estudio Relaciones Internacionales. Soy una enamorada de la Constitución y de la Transición, algo que suena muy raro en una chica de 19 años pero me gusta todo lo que tiene relación con el Congreso. De hecho, sería un sueño trabajar allí. También me atrae la posibilidad de ser corresponsal, en definitiva un trabajo ligado a la Política ya sea Nacional o Internacional.

¿Cómo ves el futuro de la radio, ahora que se abre el abanico y surgen numerosas emisoras sólo en Internet?
Es cierto que la radio se está reciclando y surgiendo nuevos formatos como los podcast o las emisoras por Internet, yo soy de las que creo que la radio no va a morir en un espacio de tiempo corto. Nunca se sabe si dentro de décadas pero ahora mismo hay gente que sigue consumiendo la radio independientemente de las nuevas alternativas que han ido surgiendo. Los taxistas o los conductores de autobuses son un ejemplo claro. Lo único que ha cambiado es que que las nuevas generaciones consumimos la radio de otra manera, a través del móvil sin necesidad de recurrir al transistor, pero sí que la escuchamos.

“La radio seguirá como siempre, los nuevos modelos son sólo una oportunidad de encontrar alternativas para poder evolucionar”

Después de tus primeras experiencias haciendo prácticas, ¿la profesión está cumpliendo tus expectativas o te esperabas otra cosa?
Está superando las expectativas iniciales con creces, y eso que las tenía muy altas. Yo que soy una enamorada de la profesión, el poder llegar a una redacción y darme cuenta de que soy yo la que hace las cosas, aprender a hacerlo y darse cuenta de que las cosas no son como las vemos en casa, para mí es mágico. La incertidumbre de llegar cada día a la redacción y no saber lo que puede pasar pero que voy a ser parte de ello es algo increíble. Es la afirmación diaria y constante de que mi vocación es la perfecta y que no podría haber elegido otra cosa.

Más allá del periodismo y la radio, ¿cuáles son tus otras pasiones?
Me gustan demasiadas cosas. Por ejemplo, la música. Voy a todas partes con Spotify puesto. Escucho todo tipo de música pero quizás la que más me atraiga es la música “cultureta” como el Jazz, Pop un poco más Indie o el Rock. Me encanta cocinar, la fotografía, montar a caballo entre otras muchas cosas. Lo que sí he aprendido con los años es que cuanto más seria es la cosa más me gusta.

Dejar respuesta