Paula Carrasco, estudiante de primero de Periodismo en la Universidad Francisco de Vitoria, ha colaborado en la incorporación de una iniciativa religioso-solidaria, que en su país de origen, El Salvador, se llevaba haciendo ya unos años. Esta nueva iniciativa: Cristo en la calle, que consiste en repartir mensualmente comida y ropa a gente que vive en las calles de Madrid, es solo una “excusa” para repartir el mensaje de Cristo. Aunque reconocer que la actividad tiene un trasfondo religioso, admite que no le parece bien que se este diciendo constantemente el motivo de sus acciones. Considera que el poder evangelizador se debe mostrar y no sólo decir. Para poder participar o consultar dudas hay que acudir a su página web: www.soymisionero.es

Dejar respuesta