“Esto no es de hombres o de mujeres, esto es de personas capaces”. Así de rotunda se mostró la joven novillera de 19 años, Rocío Romero.

La cordobesa debutó con picadores el pasado domingo 18 de febrero en la plaza de toros de Vistalegre de Madrid. Cortó una oreja a su primer novillo de la tarde tras una buena faena y una sensacional estocada. Los mejores pasajes de la tarde llegaron en el 6º, al que toreó a placer, pero el fallo a espadas le impidió pasear trofeos.

Romero compagina el toreo con sus estudios de 2º de Enfermería. Confesó estar “muy ilusionada” de cara a la temporada 2018. Sus referentes son Finito de Córdoba y Morante de la Puebla, pero admite que quiere tener su propia personalidad dentro del ruedo.

Tras tres años sin picadores, afronta su primera temporada con los del castoreño. Apoderada por Alberto García, Rocío Romero tratará de colocarse en los puestos altos del escalafón novilleril.

Dejar respuesta