sotillos
Revista Actúa
Un año más la gala de los Goya se ha convertido en un acto más social que cultural. Entre las principales críticas de la ceremonia destacan las bromas del cómico Dani Rovira quien haciendo un símil entre el IVA cultural y el IVA de los yates ha ofendido al sector náutico y al ministro de Hacienda en funciones. En twitter ya ha dicho que no le ha merecido la pena presentar la gala. La experta Dufour considera que el discurso de Dani Rovira no deja de ser un monólogo y que nadie tiene por qué sentirse ofendido. Además, “twitter no tiene tanta importancia porque luego muchas veces te arrepientes de lo que escribes”, opina. Respecto a la gran ganadora de la gala, confiesa que Truman fue su favorita desde el principio.

Dejar respuesta