sotillos
Miguel Osorio

Ha pasado ya un mes desde que entró en vigor la nueva Ley de Voluntariado, que apuesta por un voluntariado abierto, participativo e intergeneracional. Orgulloso de pertenecer a la UFV, Miguel Osorio asegura que con el sistema de prácticas sociales de la Universidad el alumno se sentirá digno y valioso si quiere ser voluntario. Como padre de 3 hijos afirma que el primer voluntariado nace en casa y que serlo en otros ámbitos no es tan complicado: “es valioso y necesario, hay que dar testimonio, los voluntarios son testigos de la alegría de vivir”. Aquí podéis consultar un artículo del director de la OTRI sobre la necesidad de esta ley:

Dejar respuesta