La coordinadora general de Tuck Up Store, ha explicado en Onda Universitaria que “la ONG surgió hace cuatro años a raíz de una conversación coloquial entre unos amigos que se dedicaban a repartir bocadillos en las personas que lo necesitaban en Madrid”. Posteriormente, ha dicho, que estas personas “decidieron hacerlo de forma profesional”. El objetivo de la ONG es “normalizar la vida de las personas sin hogar. Por eso, en nuestro mercadillo, etiquetamos la ropa para que la personas sin recursos tienen una vida normalizada”. Respecto al origen de las prendas, Gutiérrez ha explicado que “las donan particulares o empresas como la marca de zapatillas Xti u otras como IBM que recogen material entre sus empleados”. En la actualidad, la ONG cuenta con cerca de 30 voluntarios. Sobre los nuevos proyectos de Tuck Up, Julia Gutiérrez ha asegurado que quieren centrarse en Incluclik, una productora audiovisual de contenido estrictamente social.

Dejar respuesta