David García Montoya, natural de Albacete, de 28 años y donante de médula desde el pasado mes de mayo le ha “salvado” la vida a un joven salmantino de 7 años enfermo de cáncer. Después de donar tras una campaña organizada en su ciudad natal, David recibió una llamada en la que le aseguraban ser compatible con un niño de 7 años. Tras ser sometido a varias pruebas desde el mes de agosto, se confirmó la compatibilidad y el pasado 1 de febrero, en el hospital de Valencia, se produjo el trasplante.

De momento, el joven evoluciona bien y David ya está recuperado del proceso gripal que le originó la intervención. Afirma estar muy contento y tener “muchas ganas de coger el coche e ir a ver al chaval”. Este tipo de noticias nos recuerdan que hay gente solidaria en el mundo y que, luchando, se pueden conseguir grandes cosas. “Animo a todos a ir a donar, se salvan vidas”, comentó David.

Dejar respuesta