Mucha gente aprovecha la Semana Santa para viajar en familia o con amigos. Según Carlos Garrido, hay tres destinos con mayor demanda: la costa de ciudades españolas, incluidas las islas, los países europeos y el Caribe. En cuanto a los precios, pueden ir desde 300 euros el turismo nacional, 800 a las capitales de Europa y 1.200 un viaje de una semana todo incluido al otro lado del charco. A su juicio, la crisis en el sector viajes está pasando y confirma que ha habido una mejora en el consumo, unida al cambio de hábitos de los españoles.

Dejar respuesta