Victoria Hernández, directora del grado en Humanidades, pasó este miércoles por los micrófonos de ‘Comunidad UFV’ para profundizar en una de las iniciativas que el departamento ha propuesto para este curso. Este año se ha inaugurado en la UFV la primera escuela de latín, abierta tanto a alumnos, doctorandos como docentes.

Una propuesta que ha sido recibida con los brazos abiertos desde los distintos sectores de la universidad que lo perciben como una oportunidad para recuperar parte de la cultura pérdida. De hecho, la propia Victoria reconoce que sin el latín, el castellano que se habla hoy en día no sería el mismo: “El latín es la lengua que de hecho estamos hablando ahora mismo. No exactamente porque ha evolucionado muchísimo pero el castellano actual es una evolución directa del que se hablaba en la Península cuando estaban los romanos”, comentó.

Sobre la iniciativa, Victoria reconoce que el éxito de la apertura de la escuela ha sido todo una sorpresa: “Ha sido sorprendentemente un éxito. Se planteó con muchísimas reservas porque pensábamos que no nos harían mucho caso pero la realidad es que todo han sido facilidades desde el primer momento. Se ofertó en un principio a los alumnos del Grado en Humanidades y Filosofía, después se abrió a los alumnos de doctorado, Máster en Humanidades y profesores porque se pensó que podía ser interesante. Ahora mismo hay un grupo de 15 alumnos, tenemos un profesor especialista en lenguas eternas, como nos gusta llamarle, Davide Tomaselli que actualmente también da clase en la UFV. Y la conclusión que podemos sacar ahora mismo es que tanto alumnos como profesor están muy contentos”, aseguró.

De cara al próximo curso, la idea del departamento de Humanidades es el de abrir la escuela también al griego: “Esa es la idea. En principio, el Grado en Humanidades tiene unas asignaturas optativas a partir del tercero; Lenguas Clásicas que engloba tanto latín como griego, pero pensamos en un momento que dado que en el primer curso se estudiaba la Historia Antigua y Medieval fuera este año en el que se empezase a estudiar estas lenguas. Además percibimos que el nivel de los alumnos era bastante elemental por lo que decidimos que lo más inteligente era empezar de cero desde primero”, concluyó.

Escucha aquí la entrevista a Victoria Hernández en ‘Comunidad UFV’:

Dejar respuesta